Quíenes Somos


Madrid Desde 1900


Churrería Chocolatería Tacita de Plata abre sus puertas para conmemorar la historia de una gran tradición familiar con más de 100 años de experiencia en el sector. 

A principios del siglo XX, en el año 1900 D. Florencio comenzó a vender churros por las calles de Madrid iniciando así un oficio en su familia que ha pasado de padres a hijos hasta la actualidad, manteniendo la técnica y la receta artesanal de los churros y las porras con chocolate al más puro estilo madrileño. 

Tacita de Plata es el nombre originario de la churrería móvil que antaño nuestra familia ponía en las principales calles y fiestas del corazón de la capital, entre ellas la Plaza Mayor o las verbenas de San Isidro, San Antonio o La Virgen de la Paloma. 

A día de hoy, mantenemos esta tradición culinaria en honor a la gran labor y dedicación que nuestra familia nos ha inculcado y demostrado durante más de un siglo en la profesión. 

Comparte tu experiencia con nosotros utilizando el hashtag #Chocotacitadeplata